lunes, 8 de junio de 2009

You are what you eat




Hojeando Good Magazine, llegué a una investigación llamada You are what you eat. El fotoensayo expone la tesis del refrigerador como reflejo del consumismo, donde el autor Mark Menjivar documenta el contenido de refrigeradores extraños y su peculiar narrativa: si en verdad somos lo que comemos, el interior de nuestro refrigerador es la más fiel ventana al alma.

Curiosamente hace unos meses llegué a casa para encontrarme con un refrigerador que exigía ser fotografiado, y pues sus deseos son órdenes. Analizando la imagen y aplicandola a la premisa de Menjivar, soy un cerdo. Un cerdo consumista. Y es que en vez de ir al braulio por mi verdura fresca recien cortada y bendita por los minerales vírgenes del Valle de Mexicali, tengo bolsas de ensalada Grand Parisian (oseawee) y apio desinfectado en cajitas ready-to-eat. Son escasos los restos de comida casera, pero por lo menos puedo decir que el galón de leche es producto local (aunque yo no tome leche, y menos de galón).

Bueno, les dejo mi aportación. (Amo el queso Philadelphia levitador)

P.D. De los Yakult ni digan nada, es el elixir de la felicidad y lo defiendo con mi vida.

Procedo a invitar a los demás colaboradores de esta h. publicación a compartir sus refrigeradores con nosotros.



3 comentarios:

  1. que pedo con los mil milones de yakults

    ResponderEliminar
  2. De seguro te los comes hasta con cereal jajajaja

    ResponderEliminar
  3. se nota que alguien tiene problemas de extrenimiento jajaja! :P

    ResponderEliminar

Blog Widget by LinkWithin